Una vida normal con diabetes

¿Se puede vivir normal teniendo diabetes?

¿De que manera un diabético podría tener una vida normal?

Muchas interrogantes como estas son las que se formulan a diario muchas personas, que tienen diabetes o conocen o tienen algún familiar con dicha enfermedad, que al ser diagnosticados ven desplomarse su vida o la vida de aquellos a quienes amamos y la padecen.

La diabetes es una terrible enfermedad producida por la incapacidad que tiene el páncreas de producir insulina, la hormona que regula el nivel de glucosa en sangre y la cual nuestro cuerpo utiliza para producir la energía que necesitamos para estar activos. La glucosa se extrae de los diferentes alimentos que consumimos y que nuestro aparato digestivo se encarga de extraerlo para luego ser liberada y atrapada para su procesamiento adecuado. Sin embargo en una persona con diabetes este proceso se ve interrumpido debido a que el páncreas no puede producir la hormona que se encargara de trasportar esa glucosa al lugar correcto.

Existen tres tipos de diabetes que son la Diabetes tipo1, es la mas común en niños y jóvenes; Diabetes tipo 2 o mellitus, suele aparecer ya en personas adultas, pero en estos tiempos no distingue edad, y se ve mas en persona con un alto desorden alimenticio y vida sedentaria; y por ultimo la diabetes gestacional, se da en el periodo del embarazo en algunas mujeres.

Sin embargo cuando llega a un consultorio una persona que es diagnosticada con diabetes, sea del tipo que sea, radicalmente su vida da un giro de 190º, ya que no podrá hacer todas las cosas que tal vez estaba acostumbrada normalmente, o sea ya en si comienzan a aparecer en su mente una serie de restricciones que muchas veces hace que en vez de que la persona pueda mejorar su condición mas bien se va deteriorando.

No quiero decir con esto que vaya a hacer desarreglos y cosas indebidas que puedan poner en riesgo su salud; sino que no todo podemos cortarlo de una sola vez de raíz ejemplo: si Ud. esta acostumbrado (a) a tomar refresco todas las tardes, lo mas recomendado es que lo haga un día si y uno no, hasta que pueda dejar ese habito definitivamente; y así con muchas otras cosas mas.

Se sobre entiende que para alguien que es diabético, sobrellevar esta cruz puede ser muy pesada, es por ello la importancia que tiene el apoyo del núcleo familiar, para que ayuden a la persona a llevar su enfermedad lo mas optimista posible, ya que lo acompañara por el resto de su vida; recordemos que la diabetes en si no se cura, pero se puede controlar a un punto que la persona pueda estar tranquila en sus niveles de glucosa en sangre.

Una persona diabética si puede llevar una vida normal, solo tiene que seguir al pie de la letra las recomendaciones de sus especialistas; y es que esta enfermedad en si no es inconveniente para nada, ya que mientras la persona diabética tenga control, tome sus medicinas, realice sus ejercicios diarios y tenga una alimentación balanceada, no hay impedimento alguno de porque no pueda tener una vida completamente sana y normal.