Características de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una afección en la cual los niveles de azúcar en sangre, son muy elevados. Esto se debe a que después de injerir alimentos con carbohidratos, el intestino delgado se encarga de descomponerlos en moléculas llamadas glucosa, luego esta pasa al torrente sanguíneo, cuando la sangre llega al páncreas, las células beta se encargan de producir la insulina para contrarrestar el exceso de azúcar en la sangre.

En un caso normal esto es aprovechado por las células las cuales a su vez mantienen al cuerpo lleno de energía; pero en una persona con diabetes tipo 2, esto no sucede, ya que el páncreas no puede producir la suficiente insulina o este se vuelve resistente a la insulina, en ciertos casos ambos pueden presentarse.

Si se presenta el caso de la resistencia a la insulina, esta trae como consecuencia que haya un exceso de glucosa en la sangre y por ende aparezca la hiperglucemia; haciendo que el páncreas trabaje de manera desenfrenada produciendo mas insulina de lo normal, causando que las células beta dejen de producirla.

 Debido a la hiperglucemia y la falta de insulina aparecen los síntomas comunes de la diabetes:


  • Hambre excesiva
  • Mucha sed
  • Perdida de peso inexplicable
  • Aumento en el volumen de orina
  • Ya con el pasar del tiempo también pueden aparecer otro tipo de síntomas como lo son:
  • Fatiga
  • Infecciones recurrentes
  • Cambios en la visión
  • Hormigueo en el cuerpo y picazón
Siendo las características más resaltantes en este tipo de diabetes:

Cetoacidosis diabética.: Si no recibe tratamiento para la hiperglucemia, puede derivarse una cetoacidosis diabética, debido a que no posee la suficiente insulina en la sangre, las células no pueden obtener la glucosa que necesitan para tener energía, como consecuencia su sangre se convierte en grasas y proteínas como fuente de energía alternativa, lo cual en ese proceso, ciertos cuerpos se van acumulando llamado cetonas, causando la afección denominada cetosis.
Cuando estas se reproducen rápidamente en el torrente sanguíneo se produce la cetosis diabética que por consiguiente puede causar un coma diabético, incluso la muerte.

Síndrome hiperglucemico hiperosmolar no cetotico: A medida que la deficiencia de insulina continua, el nivel de glucosa en sangre también aumenta, como consecuencia los riñones filtran el exceso de glucosa fuera de la sangre en orina, junto con grandes cantidades de agua, a menos que consuma muchísima agua, los riñones no podrán darse abasto para poder eliminar la glucosa de su torrente sanguíneo. Como consecuencia la sangre se condensa mas de lo normal produciendo hiperosmolaridad, esta arrastra toda el agua que hay en el torrente sanguíneo, causando una gran deshidratación, que puede derivar en síndrome hiperglucemico hiprosmolar no cetotico.

Hipoglucemia: Esta aparece cuando hay un choque de insulina excesiva, debido a que tal vez el paciente este tomando un medicamento para contrarrestar el exceso de azúcar en sangre, lo cual produce demasiada glucosa en la célula, dejando un monto insuficiente en el torrente sanguíneo. Debido a esto el cerebro es el principal órgano afectado por los bajos niveles de glucosa, causando desmayos y oras alteraciones.