Características de la diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1, es una condición que se presenta debido a que el páncreas no funciona adecuadamente; es decir no produce insulina, que es la encargada de mantener los niveles de azúcar en la sangre de forma normal.

En una persona normal, el páncreas actúa de la forma adecuada ya que este reconoce a través de sus células betas la cantidad de azúcar que ha ingresado en el organismo, lo cual hace que el páncreas libere la insulina para así controlar el exceso de glucosa que hay en el mismo.

Cuando Ud. sufre de diabetes tipo 1, las células beta del páncreas pierden su capacidad de producir insulina, dando como resultado altos niveles de azúcar en sangre y otra clase de complicaciones. Además el nivel de glucosa se acumula en el torrente sanguíneo, dando lugar a una de sus características o condiciones llamada hiperglucemia.

La hiperglucemia viene acompañada de una serie de síntomas en la diabetes tipo 1 que son; hambre excesiva,  mucha sed, ganas de orinar frecuentemente, perdida de peso inexplicable, fatiga, debilidad, irritabilidad y visión borrosa. Tomando en cuenta que si la hiperglucemia no se trata a tiempo Ud. podría enfermarse gravemente, debido a que no posee la insulina suficiente en la sangre, lo que ocasiona que las células no pueden obtener la glucosa para obtener energía, teniendo como resultado que su cuerpo tome las reservas de energía mediante la descomposición de las grasas y las proteínas, mientras esto sucede, aparece otra de las características de la diabetes tipo 1, que es la aparición de los cuerpos cetonicos, que se van acumulando en la sangre causando la cetosis, cuando estos cuerpos se acumulan de manera peligrosa en la sangre, ocasionan la cetoasidosis, que pueden poner en riesgo su vida.

Si sus niveles de azúcar siguen siendo muy altos, y no se la controla, esta puede traer como consecuencias ciertos daños a su organismo como:

  • Arteroesclerosis
  • Ceguera
  • Daño nervioso
  • Complicaciones renales

Es por ello que es necesario mantener los niveles de glucosa en sangre estables, mediante el tratamiento de la terapia de insulina, el control periódico del azúcar, una dieta saludable y una rutina de ejercicios, con estos pasos, claramente podrás ir mejorando tu estilo de vida y llevarla mas relajadamente.

Claramente debido a que el cuerpo de un diabético tipo 1, no puede producir insulina, es necesario la ayuda de la inyección de la misma, la cual el mismo paciente puede colocarse de manera subcutánea, claro, ya con la instrucción y adiestramiento de su medico; cabe resaltar que estas inyecciones deben ser aplicadas varias veces al día.

También deberá medir su nivel de glucosa con un glucómetro varias veces al día, para así poder saber cuantas dosis de insulina requerirá.

Todo esto debe ir siempre de la mano con la dieta, el ejercicio y la medicación, para que pueda obtener los resultados que necesita y no dejar que la diabetes le gane la batalla; es por ello que las visitas al medico deben ser de forma periódica.