¿Los diabéticos pueden comer sandia?




Esta es una pregunta muy frecuente que realizan todas las personas que sufren de la diabetes; y me atrevo a contestarles que Si!; los diabéticos si pueden comer sandia, y ya les diré el porque y sus maravillosos beneficios.

La sandia es naturalmente dulce, esto nos hace pensar que las personas diabéticas no deberían consumirla, sin embargo la sandia se puede incluir normalmente en la dieta alimenticia de un diabético, ya que es baja en carbohidratos, contiene un nivel de azúcar natural y es baja en calorías.

Esta fruta es excelente para los diabéticos, porque proporciona un gran numero de nutrientes esenciales que son necesarios para el cuerpo, es rica en Vitamina A que es responsable de mantener una buena salud celular, contiene grandes cantidades de vitamina C, es un potente antioxidante y ayuda a combatir infecciones; también contiene Vitaminas B1 y B6 que ayudan a mantener altos niveles de energía, aparte que contiene altas dosis de potasio y magnesio, ayudando a mantener los impulsos nerviosos, la circulación de la sangre y la presión arterial.

Cabe destacar que la sandia nos permite desarrollar un buen funcionamiento en nuestro sistema inmunológico, disminuye los problemas digestivos, mejora los problemas nerviosos, depresión, insomnio, reduce la sensación de hambre y depura nuestro sistema sanguíneo y los riñones, ya que es un excelente diurético pues reduce la retención de líquidos en el cuerpo.

Es erróneo pensar después de lo que te he descrito favorablemente de la sandia, que una persona diabética no pueda comerla. Las personas que sufren de esta enfermedad deben consumir de 45 a 65 grs de carbohidratos, conjuntamente con 1 gr de fibra, para equilibrar los hidratos de carbono que se consumen en cada comida y aunado a esto dos raciones de frutas diarias.

La sandia posee un Índice glucemico de 72 en una escala del 1 al 100; sin embargo la carga glucemica de la sandia es muy baja, lo cual no resulta perjudicial para la dieta de una persona diabética. Sin embargo se debe consumir de manera equilibrada ya que comerla en exceso puede disparar los niveles de azúcar en sangre. La sandia puede ser una opción favorable para los diabéticos, y puede incluirse en la dieta alimenticia, pero como siempre usando la palabra moderación.

 Beneficios de la sandia 
Es rica en licopeno 
un carotinoide conocido por su capacidad de antioxidante, aparte que es un agente activo en la lucha de diferentes tipos de cáncer como de próstata, ovarios, mama y pulmón.

Es muy buena para el corazón
ya que contiene un compuesto de L–Citrulina que ayuda favorablemente en la salud cardiovascular

Reduce la presión arterial 
Un vaso de jugo de sandia diario ayuda a bajar la presión arterial significativamente, ya que tiene efectos vasodilatadores. Según estudios de la Universidad Estatal de Florida.

Ayuda a bajar de peso
 Por su alto contenido de agua ayuda a acelerar el metabolismo y favorece a la perdida de grasa.

 Actúa como diurético 
Es muy recomendada para las personas que tienen problemas en sus riñones, próstata o retención de líquidos, ya que ayuda a eliminar toxinas y aumenta la secreción de orina en los riñones.

Síndrome metabólico 
Tomar jugo de sandia en especial la de la cascara molida ayuda mucho a combatir el síndrome metabólico, pues ayuda a mejorar los niveles de azúcar en sangre y la disfunción de la grasa asociadas a la obesidad y la diabetes.

Es buena para la vista
 Por su alto contenido de vitamina A ayuda a producir los pigmentos en la retina del ojo y protege contra la degeneración ocular.

 Si eres diabético te recomiendo que comas sandia, ya que sus múltiples beneficios te ayudaran a una buena alimentación y a mejorar tu calidad de vida; eso si; consúmela con moderación.