Los diabéticos pueden comer avena.





La avena además de ser un cereal es un muy completo, y en su composición contiene hidratos de carbono, grasas saludables, vitaminas A, E y D, minerales  como el hierro que ayuda a  transportar el oxigeno a los tejidos del cuerpo y oligoelementos. Todas estas propiedades hacen que la avena sea una alta productora de energía, evitando el cansancio que se produce por la baja de glucosa; otra propiedad importante de la avena es que contiene 25% de proteína sobre cualquier otro cereal, su concentración de proteína la hace estar al nivel de las proteínas que posee un huevo o una ración de carne, esto favorece en el mantenimiento de la masa muscular.

Los múltiples beneficios que comer avena produce son muchos, pero podemos mencionar

Reduce el colesterol:
Debido a su alto contenido en fibra disminuye el colesterol en la sangre desde un 11% hasta un 32%.

Controla los niveles de azúcar
Por su contenido de fibras y grasas insaturadas, evita que tu organismo secrete mucha insulina, en periodos cortos de tiempo.

Mejora la digestión
La fibra que esta contiene ayuda a mejorar el transito de las heces por el intestino, y los betaglutanos que esta posee ayudan a proteger el sistema intestinal.

Es favorable para la piel
Por su alto contenido de vitaminas, la hace una poseedora de antioxidantes, las cuales ayudan a retardar el envejecimiento y regeneración de la piel

Ayuda a bajar de peso
Regula el apetito, aporta una sensación de saciedad lo cual aporta una cantidad de energía durante más tiempo

Todos estos beneficios ya nos hacen por lógica pensar que una persona diabética SI puede consumir avena, sus propiedades y beneficios son de gran ayuda en las personas que padecen esta enfermedad.

Su alto contenido de hidratos de carbono y fibra, ayudan a mantener regulada la glucosa en sangre, porque estas se van procesando de una manera muy lenta, y asi la persona puede asimilarla de una manera mas provechosa.

Su consumo puede hacerse de varias formas

Avena como cereal en presentación de hojuelas, debe cocinarse poniendo a remojar las hojuelas en agua a fuego lento, esto creara una mezcla de atol, la cual podrá comerse en el desayuno o la cena, o como la persona prefiera.

Avena como refresco, puede licuarse con agua a temperatura ambiente se puede endulzar con algún edulcorante como esplenda y tomarse con hielo, este sirve para refrescar e hidratar si has hecho ejercicios.

Copos de avena se consume remojado previamente en cantidades de leche o yogurt, puede consumirse en el desayuno, su aporte de hidratos de carbono es similar a los de los cereales de maíz.

Para lograr que una persona diabética pueda favorecerse de todos los nutrientes que le aporta la avena este debe consumirla en cantidades adecuadas ya sea en salvado de avena o copos de avena, ya que cada una de estas presentaciones contiene un valor nutricional de 100 gr.

Para finalizar, no existe ningún impedimento por el cual una persona diabética no pueda comer avena, mas bien es un excelente portador de energía y nutrientes saludables para su organismo.