Los diabéticos pueden comer arroz.





Antes de iniciar el tema me gustaría hablar un poco acerca del Arroz.

 El arroz es uno de los cereales mas importantes para el consumo humano, su existencia data desde hace millones de años, pero se extendió hacia Europa ya en la edad media y hacia América tras el descubrimiento por Cristóbal Colon. Su cultivo puede realizarse ya sea de manera artesanal como lo han venido haciendo generación tras generación los chinos, o a nivel industrial.

 El arroz como ya mencione es un cereal y por ende aporta gran cantidad de beneficios para el cuerpo humano; existen múltiples variedades de arroz, pero solo les mencionare dos que son los mas conocidos y consumidos por esta parte del mundo.

 Arroz blanco: Se le llama así ya después de haber sido procesado (molido), ya que se le quita la cascara que lo cubre, es el más conocido y comercializado, pero debido a su procesamiento, va perdiendo las vitaminas y beneficios que naturalmente puede poseer. Este arroz contiene almidón.

 Arroz integral: se le llama así debido a que solo es desprovisto de una sola de sus capas protectoras, lo cual hace que conserve su valor nutricional al 100%, este arroz es mucho mas nutritivo y alimenticio que el arroz blanco, y que posee vitaminas B1, B2, B3, Vitamina D, Hierro, Magnesio, y potasio. Es decir esta clase de arroz aporta mas beneficios que comer arroz blanco.

Ahora bien, el que un diabético pueda comer arroz, si puede, pero debe ser preferiblemente integral, ya que le proporcionara mas cantidad de energía y así el cuerpo podrá procesarlo de una manera mas lenta para su mejor aprovechamiento.

 El arroz en la dieta de una persona con diabetes debe ser manejada muy diferente a la de una persona normal, ya que si normalmente se debe comer 150 grs de arroz en un almuerzo, un enfermo de diabetes debe ser menos cantidad y siempre acompañado de otros alimentos, ya sea con ensaladas, y de postres frutas, todo para mantener el equilibrio y evitar las subidas de glucosa en sangre.

Si la persona no esta acostumbrada a comer arroz integral, es bueno írselo reemplazando poco a poco hasta que se acostumbre, y le agarre el gusto. Al principio no es fácil, pero ya a la larga el paladar se va acostumbrando, a parte que no solo se debe de pensar en sabores, sino en salud.

Cuando se quiere combatir esta clase de enfermedad comenzar a restringirnos de nuestros viejos hábitos alimenticios puede dolernos bastante, pero hay que pensar que la salud es lo mas primordial, y que la diabetes no se puede descuidar ni un segundo, porque los daños que ocasiona son irreversibles.

 Es por ello seguir una dieta que realmente nos favorezca y nos ayude a nutrirnos y a mantenernos con energía y entusiasmo.

 Asi que a implementar en la dieta, el arroz integral, es bueno, saludable, y te va a aportar los beneficios que necesitas para optimizar tu nivel de alimentación diaria y tu calidad de vida.